El nuevo plan de inspección sigue incluyendo a las grandes empresas tecnológicas.

Escrito por admin | 22 julio, 2016 imagen_post_

No es una novedad que las grandes empresas llevan siendo durante estos últimos años el objetivo primordial de nuestra Agencia Tributaria que ha emprendido nuevas prácticas de vigilancia.

Las principales de las medidas que se han llevado a cabo giran en torno a Base Erosion and Profit Shifting”, conocidos comúnmente como erosión de la base imponible del Impuesto de Sociedades y traslado de beneficios que habitualmente realizan las multinacionales del sector tecnológico.

Entre las acciones llevadas a cabo por la Administración española se encuentran:

Declaración de los ingresos anuales país por país cuando estos superen la cifra de 750 Millones.

Impedir la utilización abusiva de los convenios de doble imposición que dan lugar a situaciones inapropiadas.

Aplicación de las directrices necesarias para impedir la recurrencia de las multinacionales en materia de precios de transferencia a empresas situadas en países de nula o baja tributación.

No obstante, muchas de esta practicas aún no resultan eficientes en la práctica, ya que, por ejemplo, el incumplimiento de las multinacionales de informar de sus ingresos no conlleva aun sanciones.

Por ello, los Organismos Europeos recomiendan excluir a estas empresas de los procedimientos de contratación pública para concienciarlas sobre sus obligaciones informativas con la Administración Tributaria.

Volver